¿QUÉ ES LA IMPUTACIÓN DE RENTAS INMOBILIARIAS?

En España es habitual comprarse una segunda vivienda cuando:

  1. Eres capaz de generar unos ahorros importantes
  2. Te toca la lotería o algún otro premio
  3. Simplemente estás dispuesto a vivir por encima de los ahorros atesorados previamente

Como era de esperar, el tener una segunda vivienda tiene una repercusión fiscal en las declaraciones de la renta de cada año. En esta ocasión os voy a explicar que es la IMPUTACIÓN DE RENTAS INMOBILIARIAS.

¿Qué es la imputación de rentas?

 Es el importe que tributa en la declaración de la renta cada año por los inmuebles que pueden ser usados pero que no lo están siendo. 

¿A qué inmuebles se imputan?

Deben ser inmuebles urbanos y que no estén afectos a actividad económica. Tal y como expongo anteriormente, es importante recalcar que no esté siendo vivienda habitual para el contribuyente o que esté alquilado y se reciba un importe por dicho arrendamiento.

¿A qué contribuyente se le imputa?

Los contribuyentes afectados por dicho régimen son los propietarios de dichos inmuebles o los usufructuarios de estos.

¿Cuánto voy a tener que pagar?

Pues como ocurre siempre, depende.

  1. Con carácter general se aplicará un 2% sobre el valor catastral del inmueble que aparece anualmente en nuestro recibo del IBI.
  2. El 1,1% en los supuestos en los que los valores catastrales hayan sido revisados o modificados.

Importante, hay que destacar que sobre el importe resultante no procede la deducción ningún tipo de deducción.

Opinión

Se trata de una imputación para penalizar el inmueble que esté vacío. Al final estás pagando por una renta ficticia que no estás percibiendo. Entendemos que es una forma de incentivar a que no existan inmuebles vacíos. Aunque la medida a priori pueda ser interesante, no deja de ser una imputación bastante injusta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *