¿Qué es un contrato de préstamo entre familiares?

Uno de los inconvenientes que los autónomos más se suelen encontrar, es la necesidad de buscar fondos para poder llevar a cabo cualquier tipo de proyecto dentro de nuestro negocio. A menudo nos puede resultar un esfuerzo mayúsculo tener que ir al banco con una batería de argumentos para poder optar a un préstamo.

Esto puede ser debido a varios factores, como por ejemplo, el desconocimiento de los términos bancarios, o ese miedo al que intenten “colárnosla” con algún producto innecesario pero que finalmente se convierta en una condición sine qua non para poder optar a dichos fondos.

Es aquí donde aparece un modelo de financiación en el que cada vez se está usando más entre autónomos En esta ocasión tratamos los prestamos entre familiares. Estos productos financieros nos proporcionan una fiscalidad asequible para llevarlos a cabo, y así conseguir poder cubrir los gastos necesarios para seguir con nuestro negocio.

¿Cuáles son los documentos necesarios?

Hay tres documentos necesarios para poder formalizar dicha entre por parte de un familiar al destinatario del dinero. En primer lugar, es vital rellenar un contrato privado donde se anoten los datos tanto del prestamista como del prestatario. Dentro de este contrato se deberá de trascribir las clausulas necesarias para que quede claro las condiciones del préstamo. Por ejemplo, plazos de devolución del préstamo, intereses…

En segundo lugar, habrá que rellenar el modelo 600, aunque los prestamos entre familiares están sujetos y exentos de tributación. Por lo tanto, para evitar que Hacienda considere esta entrega de dinero por parte del prestamista al prestatario como una donación, será necesario rellenar el modelo 600.

En caso de que el prestamista aplique intereses al prestatario, este podrá deducírselos en sus obligaciones trimestrales de IRPF en caso de estar obligado a presentarla.

Una vez rellenado el contrato entre las partes, el modelo 600 y tener el justificante del ingreso, habrá que acudir a la Delegación de Hacienda de la Comunidad Autónoma pertinente para que en el plazo máximo de 60 días entregar dicha justificación y para que así quede registrado en el organismo pertinente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *